¿ HAY MACHISMO EN LA ODONTOLOGIA ?

09/05/2018 - El papel de las mujeres a lo largo de la historia, siempre ha estado relegado a un segundo plano y aún hoy en día y pese a los avances logrados, gracias al esfuerzo y en muchos casos...

El papel de las mujeres a lo largo de la historia, siempre ha estado relegado a un segundo plano y aún hoy en día y pese a los avances logrados, gracias al esfuerzo y en muchos casos sacrificios de muchas mujeres valientes., todavía nos queda camino por recorrer en cuanto a derechos y estigmas.

Si analizamos la historia, mientras que en la sociedad española se realizaban las primeras reivindicaciones de los derechos de las mujeres, en otros países como Francia se declaraba apta la primera mujer para ejercer legalmente la profesión de dentista  (Marie Madaleine Calais), nacida en 1714.

Hasta este momento, las mujeres, habían ejercido como ayudantes en toda europa.

En 1755, se prohibe el acceso de las mujeres a los estudios de dentista, aunque la mayoría aprendian el oficio al lado de maridos y  familiares.

Por entonces ,  ser dentista era propio del sexo masculino  también en el continente americano. Se consideraba que las mujeres tenían que ser madres y esposas  de su marido. Además, se  creía que no tenían fuerza, atributos ni capacidades físicas suficientes para el oficio.  Por este  motivo,  ninguna escuela dental de los Estados Unidos aceptaba estudiantes femeninas; fué entonces cuándo se creó una nueva profesión: la de higienista dental. Se trataba de  unos estudios nuevos, reglados en el año 1917, en los que se estudiaba un temario específico dental a partir del cuál se permitía atender pacientes con menos riesgos y  responsabildades.

La primera mujer  dentista americana fué  Emiline Roberts, casada,con  tan sólo 17 años, con el  el Dr. Daniel Albion Jones de Conecticut. Ella era la asistente en la práctica dental mientras estudiaba ciències basicas por la noche. Emeline consiguió ser socia de su marido.  Después de la defunción del dentista, continuó ejerciendo la profesión durante más de sesenta años.

En Inglaterra la situación era similar. La profesion era ejercida en su mayoría por hombres. El 1895, las primeras mujeres dentistas del Reino Unido  se graduaron en la la Escuela de Odontologia de Edimburgo , la capital escocesa. Diecisiete años despues, las mujeres  recibieron la calificación del  “Royal College of Surgeons of England “, pero la actividad femenina era mínima en el mundo dental.

La primera escuela dental se estableció en  el 1827 en  Bainbridge, Ohio.

En  España, en los  siglos XVIII y XIX fueron muchos los inconvenientes administrativos y legislativos para que una mujer pudiera acceder a la universidad. La primera mujer dentista fué  María Rejoo , pionera entre las mujeres europeas. Hija de un prestigioso médico, casada en dos ocasiones con dos dentistas, fué una mujer avanzada a su tiempo. Rejoo se hizo un espacio en un mundo de hombres ejerciendo de odontóloga y cultivando el arte de la cirurgía bucal.  

En conclusión,  podemos afirmar que , tradicionalmente, la odontología ha sido ejercida por hombres. Pero si hacemos un gran salto hasta  la actualidad tenemos una sorpresa.  Según el  Instituto Nacional De estadística (INE), en diez de las quince profesiones sanitarias analizadas en el 2013 había más presencia de mujeres colegiadas que hombres. Estadísticamente, la profesión sanitaria en la que la presencia de los dos sexos está más estabilizada en la pràctica de la medicina con un 47,5% de mujeres y la odontología con un 53,2%. En cambio, en profesiones cómo la farmaceutica, la enfermería o la psicología el número de mujeres supera considerablement al de hombres.

Si nos centramos en los datos específicos de dentistas, en el 2015  indica una evolución aun más notable. De un total de 34.646 colegiados en  el estado español, 18.870 són mujeres y 15.771 hombres. Centrandonos  en  Catalunya, de un total de 5.186 odontólogos: 2.855 son mujeres i 2.331 hombres. Una tendència más acentuada en profesiones como la odontología, en la cuál se ha conseguido superar el número de  hombres.

Sin embargo, si nos fijamos en la publicidad, cuándo se habla del “ dentista”, en la mayoría de ocasiones vemos a  un hombre; esto se debe seguramente a que en el colectivo, se sigue pensando que la odontología es más “para hombres”. En cambio , cuando pensamos en “enfermería”,por ejemplo,  lo asociamos más a una profesión femenina.  

© 2015-2021 All rights reserved. Torredent
Diseño Web Tarragona | Posicionamiento Web TGN | Creativat